logo
Registro

Buscá tu próximo destino

.

Mayo entre sierras y valles, visitando los principales atractivos de Minas

En otoño, los atractivos se multiplican en el departamento de Lavalleja. A los encantos naturales se suman diversas celebraciones culturales y religiosas que le otorgan una impronta mística. 

 

Cinco rincones para los amantes de la naturaleza y el misticismo

1 - El Valle del Hilo de la Vida 
Restos arqueológicos, hermosos paisajes serranos y una energía muy peculiar se conjugan en este refugio natural ubicado apenas a 8
kilómetros de Minas. A través de una visita guiada de escasa dificultad, es posible apreciar las mejores panorámicas de la zona como el , Templo Budista, el Cerro del Verdún, el Arequita y el Cerro del Cura, entre otros atractivos. Uno de las marcas más distintivas de la zona son los múltiples montículos de piedra ubicados en puntos energéticos con comportamientos diferentes al resto del valle.Por este motivo, el lugar resulta ideal para quienes cultivan su lado místico. Es común ver a grupos de meditadores o practicantes de tai chi, aprovechando la gran energía del lugar. El valle cuenta con un parador de estilo rústico construido con piedras y con mucha onda en el que se puede almorzar y merendar.

2- El Parque del Penitente 
Vivir una jornada de aventura, realizando tirolesa o cabalgatas por montes nativos y piscinas naturales en las inmediaciones del Salto del Penitente, es sin duda, una opción altamente recomendable para este otoño. Los aventureros pueden almorzar en el Parque del Penitente. Los platos principales son las pastas caseras (añolottis, panzottis y trigonis) y las carnes de cordero y jabalí. De postre, recomendamos los membrillos de la abuela con salsa inglesa; una delicia.

3- El Ventorillo de la Buena Vista 
Disfrutar un fin de semana en Villa Serrana alojándose en su emblemático Ventorrillo de la Buena Vista , construido en 1945 por el arquitecto Julio Villamajó, es otra de las experiencias recomendables para el próximo otoño. Desde sus amplios ventanales se puede divisar la villa y el lago artificial del embalse. El diseño del edificio estuvo regido por una visión orgánica del paisaje y para su construcción se utilizaron elementos característicos del lugar. Quienes simplemente estén de paso, también pueden disfrutar de su restaurante y probar la gastronomía típica de la zona. + INFO

4- Templo Budista
A unos 400 metros de altura, el Templo Budista ofrece al turista hermosas panorámicas, una arquitectura originaria de tierras lejanas y la posibilidad de descubrir algunos de los principios de la filosofía budista. El establecimiento está edicado a la enseñanza del budismo en español en toda Latinoamérica. Pero el ingreso no es libre, solo es posible acceder mediante jornadas de visitas que se organizan periódicamente o a través de actividades religiosas o
retiros. En ambos casos, hay que coordinar en forma previa. + INFO

5- Cerro Arequita
Ubicada a 12 km al Noroeste de Minas, esta curiosidad geológica no pasa desapercibida. En el interior del Cerro Arequita se formaron numerosas grutas, muy ricas en granito, producto del pasaje de lava en la época en que tenía actividad volcánica. En la base del cerro se encuentra el parador El Mirador , que ofrece servicio de restaurante y visitas guiadas. También es posible emprender cabalgatas, ascender a la cima del cerro en compañía de guías expertos o realizar paseos hasta la Laguna de los Cuervos. +INFO