logo
Registro

Buscá tu próximo destino

.

Vivir la 93° Criolla del Prado en Montevideo

Las jineteadas constituyen una de las actividades  centrales de la capital durante la Semana del Turismo.  Los mejores jinetes uruguayos y de la región se dan cita en la Semana Criolla del Prado, que convoca a más de 200 mil personas.

Se dice que en su gran ruedo, todo buen jinete debe participar, al menos una vez, para sentirse realizado.


En 2018, la gran fiesta celebra su 93° edición y como siempre además de jineteadas, contará con las tradicionales payadas  (arte repentista), diversos espectáculos de  danza folclórica,  artesanías y comidas típicas.

La jineteada es diferente a la doma de potros. Mientras que esta última es una faena rural llevada a cabo por la gente de campo, en el ámbito de las actividades productivas propias del sector agropecuario, la otra es un deporte que se practica con caballos especialmente reservados, que se conservan cerriles para que al ser montados muestren su bravura.

Los concursos de jineteadas y tropillas se desarrollan diariamente en el ruedo central en cuatro categorías: pelo, basto, internacional en pelo y basto argentino, cada una con sus propias reglas y normas. En este sentido, la modalidad de pelo es la más dificil, ya que el  jinete solo puede agarrarse de las crines y encima tiene que lidiar con que el caballo está descrinado. 

Seguramente, por estas dificultades, esta modalidad de monta es la que roba más aplausos por parte del público.  Un aspecto importante a aclarar, es que las jineteadas uruguayas sancionan el maltrato animal y en esta línea cada categoría de competición tiene normas estrictas. Así por ejemplo, los jinetes que compiten en pelo deben hacerlo en 8 segundos, y los que lo hacen en bastos, en 10.  Si se detectan maltratos, los jinetes son descalificados de la competencia. 

¡Conocé la programación de esta gran fiesta y no te la pierdas! 

Glosario criollo

  • 10 términos para entender lo que pasa en el ruedoAbrir o Cerrar

    Ahijuna: Es una expresión muy usada entre los paisanos que contemplan las jineteadas. Demuestra sorpresa, admiración, ira o pena.

    Bagualada: Conjunto de baguales o caballos bravos. También se utiliza como sinónimo de disparate o animalada

    Volear: ‘¡Se voléo!’, significa que el potro se tiró hacia atrás para desprenderse del jinete.

    Rodada: Es la caída protagonizada por el caballo.

    Recado: Son las piezas de la montura.

    Pingo: Es sinónimo de buen caballo.

    Matungo: Caballo inservible.

    Maturrango: Persona que no sabe montar a caballo.

    Arrocinar: Significa amansar al bagual.

    Amadrinar: Acostumbrar a un caballo a seguir a la yegua madrina que dirige la tropilla.

    Pata pesada: Es sinónimo de buen jinete.

     

Algunos personajes de la criolla más allá del jinete

Capataz de campo.

Es el director de orquesta de la gran fiesta. Antes de la Criolla es el encargado de seleccionar las tropillas y los jinetes que participarán en la contienda.

Palanquero.

Es el responsable de lidiar con los potros. Sujeta el cerril al poste usado como palenque, luego le coloca el antifaz en la cara, y tras el sonido de la campana se lo quita para que el jinete pueda mostrar su destreza.

Apadrinador.

Son la garantía del jinete. Ellos deben estar alerta al sonido de la campana para sacar a los jinetes del peligro.

 

Campanero.

Su rol es tocar la campana para anunciar que va a salir el potro, cronometrar la jineteada y volverla a tocar cuando esta termina, siempre bajo las órdenes del capataz de campo.