logo
Registro

Buscá tu próximo destino

.

Disfrutar de la zona termal

Durante los meses de primavera, la zona termal, ubicada en el litoral norte del país,  ofrece múltiples alternativas para disfrutar de una escapada o unas vacaciones para el recuerdo.
Situada en la zona noroeste de Uruguay, a 400 km de Montevideo, la capital del
país, ocupando los departamentos de Salto y Paysandú, la zona termal surge de uno de los recursos hídricos más importantes del planeta: el Sistema Acuífero Guaraní. Este ocupa parte del subsuelo de los territorios de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Las termas fueron descubiertas en 1946, cuando en
realidad se estaba buscando petróleo, solo que, en vez del oro negro, surgió un agua muy caliente.Te recomendamos 5 maneras para disfrutarlas en otoño.

 
  • 01Sumergirte en sus diversas piscinas. De todos los tamaños, formas y temperatura de agua, abiertas o cerradas, las piscinas termales proporcionan una sensación de relajamiento total. Duchas de relax, chorros tonificantes y baños de burbujas son una tentación para dejar atrás el estrés.
  • 02

     Lanzarse por toboganes gigantes.  El agua de las termas también es fuente de diversión y dos parques acuáticos que utilizan estas aguas convocan a grandes y chicos con juegos donde el agua es protagonista.
    Altos toboganes (rectos y circulares), túneles,puentes, cascadas gigantes, piscinas con olas artificiales, son algunos de los atractivos que brindan estos dos parques de agua termal. Uno es el primero construido en
    Sudamérica y el otro es el más grande de aguas termales.

  • 03

    Renovarse con un tratamiento termal. Aprovechando al máximo las cualidades del agua termal, los establecimientos de la zona realizan tratamientos completos tanto para el cuidado de la belleza facial y corporal, como para combatir el sobrepeso y liberar el estrés. Los Spa cuentan con infraestructura y equipos de profesionales de primer nivel y también está la posibilidad de disfrutar estas aguas en la privacidad de las habitaciones en sus propias bañeras de hidromasaje.

  • 04

    Degustar las exquisiteces locales. La zona termal es una tierra generosa en manjares donde se mezcla la pesca de río con los aromas
    cítricos y los perfumes de las plantaciones de arándanos. El chajá, un postre tan tradicional como delicioso, es originario de esta zona, lo
    mismo que el tannat, una variedad de vino reconocida y premiada en todo el mundo. Los exquisitos quesos elaborados con agua termal aportan un sabor distintivo y exclusivo del lugar.

  • 05 Disfrutar de los entornos naturales.  En contacto y comunicación con la naturaleza, las termas están rodeadas de suaves y onduladas praderas
    naturales surcadas por el agua de ríos y arroyos. En la zona existen diversas estancias turísticas donde es posible desarrollar actividades de cabalgatas o incluso desempeñar diversas tareas de campo.  
  •