logo
Registro

Buscá tu próximo destino

.

Iporá

Pocos paseos resultan tan tentadores como una escapada a Iporá. A tan solo siete kilómetros de la ciudad de Tacuarembó, este balneario amerita una ida: ya sea por un rato o una estadía más prolongada. Dos lagos artificiales, una pileta de medidas olímpicas, canchas deportivas, zonas de camping, cabañas, juegos infantiles, entre otras instalaciones, le dan la bienvenida a cada visitante.
Sin embargo, nada resulta tan tentador como ver el amanecer sobre el lago. Una densa niebla cubre el espejo de agua mientras los primeros rayos de sol iluminan el día. Iporá se despereza y el juego de luces sobre el lago, sus puentes o entre el bosque de pinos o en la carretera rodeada de eucaliptus, es un espectáculo aparte. Si llega a Iporá al alba, seguramente sienta el augurio de una buena estadía.
Iporá es lugar de residencia permanente para unas 400 personas. También es un paseo de unas horas para los locatarios o de varios días para los forasteros (se alquilan casas y el complejo Sepé ofrece cabañas). Durante la temporada estival, los lagos son la principal tentación: uno se utiliza para baños y el otro para la práctica de deportes acuáticos.
La piscina olímpica es otro de los imanes del lugar. Mediante la compra de un pase, visitantes y locatarios acceden a sus instalaciones, que se complementan con baños, duchas, servicio de guardavidas y enfermería. En días tórridos hasta 1.000 personas intentan paliar el calor del Norte, quizá por eso valga la pena una recomendación: Iporá puede disfrutarse en su esplendor durante los días de semana porque los sábados y domingos se abarrota de gente.
A un lado de la piscina, un parador abastece a los visitantes con su surtido, al otro, un parque con juegos infantiles entretiene a los más pequeños y las canchas de básquetbol, voley y fútbol resguardan a los más deportistas.
Para conocer el lugar en su esplendor, vale la pena pagar una vuelta a caballo. Frente al complejo Sepé puede contratarse (a precio módico) una visita guiada por la zona. Seguro quien hace este recorrido se enamora del lugar. Y regresa. Vale la pena. En un predio lindero al Balneario Iporá está el Parque Presidente Manuel Oribe. Con una extensión de tierra de 600 hectáreas, el parque cuenta con algunas zonas forestadas . Además de la gran variedad de árboles, hay un lago de 37 hectáreas habilitado para la práctica de deportes acuáticos. En el parque también funciona el Vivero Municipal, que está abierto a visitas.

Fuente: Intendencia de Tacuarembó
  • Terminal Carlos Gardel
    Tel. (+598) 4632 -7144
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Qué hacer

Ubicado a  25 kilómetros de la ciudad de Tacuarembó, es uno de los paisajes más atractivos del país por su vegetación espesa, sus sierras  y  su antigua presencia ferroviaria. Desde…
“Patrimonio dorado del Hum” es el nombre de un nuevo circuito turístico que abarca las localidades de Paso de los Toros y San Gregorio de Tacuarembó. Conocer la tierra originaria…
Rivera es un departamento de extraordinaria riqueza natural, patrimonial, cultural con una ubicación geográfica privilegiada. Situada en las nacientes del arroyo Cuñapirú, la ciudad creció alrededor del Cerro del Marco,…
La visita a los Museos  Del Indio y del Gaucho, Arte  y Geociencias son una excelente oportunidad para aproximarse a los ancestros de Uruguay, a la paleontología y a los…

Twitter #UruguayNatural

Instagram #UruguayNatural